Tag Archive | galletas

Galletas, experimento nº82

Esta es la misma receta de galletas de limón de un post antiguo, pero incorporé un poco de manzana rallada para aportar humedad y no correr el riesgo a que se endurecieran al día siguiente; luego, miré la masa y me pareció que un poco de textura le vendría super bien, así que le tiré un puñado de avena (en realidad, se me había pasado la mano con el agua, tenía que solucionar eso si o si, pero elegí avena en vez de más harina).

Los niños eligieron decorar con estrellas y corazones, mi opción eran pasas, pero no tuve quórum, azúcar y colores ganó.

Las galletas quedaron riquísimas, blandas y de muy buena textura. Eché de menos un poco más de azúcar, quizás la avena y manzana (estaba ácida) extra le quitaron dulzor, pero las cortaba como si fueran scones y les ponía dulce de manzana casero… enviciante.

 

Galletas, experimento nº82

 

Ingredientes

180 gr harina

50 gr chuño (o maicena, según alergia)

100 gr azúcar

1 cucharadita polvos de hornear (¼ cucharadita de bicarbonato más ½ cucharadita de cremor tártaro)

4 cucharadas de aceite

1 puñado de avena

ralladura de 1 limón

½ manzana rallada fina (la manzana sustituye la leche de soya de la receta original)

agua necesaria para unir los ingredientes y formar el bolo de masa

 

Preparación

Mezclar todos los ingredientes secos.

Añadir la ralladura de limón, aceite y puré de manzana. Revolver, integrando bien, agregar un poco de agua si le faltara humedad a la masa.

Con una cucharita poner porciones de masa en una lata. Decorar con pasas, frutos secos, mostacillas, etc.

En horno precalentado, hornear por 12 minutos a 175 C.

 

galleta_82

Advertisements

Galletas de manzana

El fin de semana antepasado probamos una nueva receta de galletas. Vagando por twiter o face di con ella. Es de un sitio vegano, que he visitado otras veces, así que con optimismo le eché un vistazo, chequeé ingredientes y ¡manos a la masa!

Primero que nada, ¡la masa es una Joda! Segundo, son exquisitas, super blandas y no se ponen duras al día siguiente. Vale el pegoteo para probarlas. ¡Ah! y lo tercero, me las promocionaron como “galletas con huella de dinosaurio”, pero como podrán ver en las fotos, pasó el Dakar por encima y borró todo vestigio paleontológico. Por suerte, Pipe valora más una galleta que una galleta con huella de dinosaurio 🙂

La fuente está en Dimensión Vegana, como es una página de face no creo que aún esté en los primeros post, pero les dejo la receta original con las observaciones entre paréntesis de mi versión (que es prácticamente la misma).

 

Galletas de manzana

Ingredientes

1/2 taza de margarina (yo usé manteca vegetal, Astra tiene una versión pastelera que me ha resultado muy bien)

3/4 taza de azúcar

1 taza 3/4 de harina

1 manzana rallada finita (usamos 2 manzanas verdes pequeñas, las molimos en la pimer y salió como 1 taza de puré)

1/2 cucharada de maicena (sustituida por chuño)

1 cucharadita de bicarbonato

1 cucharadita de polvos de hornear (sustituida por nuestra mezcla de cremor tártaro y bicarbonato)

pizca de sal (no le eché)

ralladura de un limón

1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación

Mezclar todo, hacer una masa, envolver en film plástico (AluPlast o equivalente) y poner una hora en el congelador. Aquí un par de consejos, homogenizar primero los ingredientes secos antes de agregar a la mezcla; y al hacer la bola de masa, achatarla como tortilla antes de meterla al frezer, para que así también se endurezca el centro, porque mientras más firme esté la masa (sin congelarla), más fácil resulta hacer las galletas.

Se forman las galletas haciendo bolitas, poniéndolas en la lata y aplanándolas con una pata de dinosaurio. La segunda bandeja de galletas, después de ver el fiasco de la huella de dino, las aplané con un tenedor, y al final eso quedó más parecido a vestigio paleontológico que el velocirraptor que usamos. El otro dato para hacer las galletas es pasar por harina el utensilio que se use para aplastar la galleta (ese es el polvo blanco que se ve en las fotos), así la masa no se pegotea tanto a la pata o tenedor en este caso.

Horno a 175º C o temperatura media por 10 minutos, las nuestras estuvieron listas en 8.

 

Aquí algunos registros del proceso: las galletas con la huella antes de entrar al horno, el modelo, la ayudante y las galletas de ¿huella de dinosaurio? recién salidas del horno 🙂

 

Galletas de Camote

Tenía camote y quería hacer algo distinto con él. Pensaba hacer el queque de zapallo, reemplazando el zapallo por camote, pero eso no satisfacía mi búsqueda de algo distinto.

Le encargué a Juanjo (mi lindo marido) que me buscara recetas, y obvio que él me encontró casi el libro de los mil y un usos mundiales del camote, de entre todas esas recetas elegí Sweet Potato Biscuit (aquí link a receta original).

Hubo que hacer muy pocos ajustes en los ingredientes utilizados, y para los niños fue muy entretenido de hacer, es una masa que se manipula facilmente, no se pegotea ni se uslerea y tiene la consistencia para usar cortadores de galletas (con formitas, por su puesto). Es una experiencia repetible  🙂

 

Galletas de Camote

Ingredientes

2 y 1/2 tazas de harina

2 cucharadas soperas de polvos de hornear (si, está bien, son soperas) (sustituimos los polvos por la mezcla de bicarbonato más cremor tártaro, para que fueran Gabi aptas)

1 pizca de clavo de olor u otras especias (nosotros usamos 1/2 cucharadita de té de canela)

1/4 cucharadita de té de sal (aquí bajamos la sal a la mitad respecto a receta original, pues usamos bicarbonato de sodio)

1/4 de taza de azúcar morena (usamos rubia y para la próxima vez le echaría el doble)

1/2 taza de manteca vegetal (sustituimos la mantequilla por más manteca)

1 y 1/2 taza de puré de camote

la leche no la usamos

Preparación

Cernir la harina con los polvos de hornear, sal y especias. Incorporar el azúcar con los dedos (ni idea porque se hace con los dedos, pero aquí comenzó la parte entretenida para los sauritos).

Poner la manteca en la harina e ir cortando hasta que vaya quedando granuloso (segunda fase bacán, porque Pipe pudo usar un cuchillo -de palo- para cortar).

Agregar el puré de camote y mezclar con las manos hasta que se forme un bolo (fase máxima de diversión).

Estirar la masa en un círculo (de nuevo, ni idea por qué un círculo, pero sirve para repasar las figuras geométricas) de 1 cm de alto. Cubrir con papel film (reemplazamos con este la toalla de la receta original) y dejar reposar por 10 minutos.

Encender el horno y calentar a 220ºC (horno fuerte).

Cortar las galletas y poner en bandeja sin enmantecar, se puede poner leche para pintar (íbamos a sustituirla por leche vegetal), pero al final no la usamos.

Hornear por 10 a 12 minutos o hasta que se doren. Puse un timer de 10 m’ y a los 8 me di cuenta que estaban empezando a quemarse. No se si al poner las galletas en el horno se debe bajar la temperatura, o las nuestras las hicimos más pequeñas que las de la receta original, pero para un diámetro de 4 a 5 centímetros fue mucho el tiempo de cocción.

Salen aproximadamente 60 galletitas.

Nota: para mi gusto las galletitas no son en realidad galletitas, si no más bien scones, por eso para la próxima receta le pondré más azúcar.

Aquí la foto de rigor.

galletas_camote

Galletas de Camote

 

 

 

 

Cumpleaños nº3 de Gabisauria

En un principio pensé que para este cumpleaños iba a tener que transar, es decir, poner cosas aptas y no aptas para comer. Eso iba en contra de mi ideal en que para sus cumpleaños, los minialérgicos no tengan potes aparte ni tengan que preguntar ¿puedo comer de esto? ¿tiene leche de vaca? Pero dándole tres vueltas, si se podía, y Gabi tuvo su cumpleaños totalmente apto para ella 🙂

Quequitos de plátano y vainilla, galletas de zanahoria avena (muy ricas, cuando tenga foto decente subo la receta), torta de bizcocho rellena con mermelada cubierta de merengue, pancitos con huevo (usé crema de arroz para pegar, no porque no pudiera usar mayo, si no porque después del cuarto huevo me rendí al fracaso), uvas, frutillas, palitos de zanahoria y arroz inflado (uno especial que venden en el Maní, sin azúcar flor ni almidón de maíz). Practicamente todo hecho en casa (pucha que trabajé, pero quedé feliz), de hecho, al mirar la mesa puesta, parecía un cumpleaños infantil de principios de los 80.

mesa

En un principio, pensé hacer la torta con forma de la cabeza y orejas de Minnie, pero desistí, en virtud del tiempo y porque la torta se me achicaba demasiado. Finalmente, para que tuviera el toque rosa, la cubrí de corazoncitos rojos, rosados y blancos. Este fue el resultado:

torta

En la piñata habían Frugelés, gelatinas y caramelos. Si bien estos son de uso restringido (dos diarios y de consumo aislado), pues Gabi reacciona al jarabe de glucosa (hecho a base de maíz), no podía poner palitos de zanahoria dentro. Siempre pienso en poner bolsitas con pasas y esas cosas, pero siempre lo olvido 😦 Como sea, la piñata me quedó hermosa (ejem ejem) y a Gabi le encantó.

piñata_gabi

Y por supuesto, la cumpleañera 🙂

soplando_velitas

Galletas Navideñas

Yo y mis desafíos autoimpuestos, puso en cartera para diciembre, horneados navideños. Partí por lo que parecía más simple, pan de pascua, pero finalmente era como un queque con canela; seguí buscando en las galletas, pero parecía imposible, pues es tal la cantidad de mantequilla que ocupan que la hacía insustituible.

Hasta que de repente, por azar, en un blog esencialmente de manualidades, apareció esto:

reindeer-cookies-2

Hermosas!!!

Empecé a leer la receta y sus ingredientes se ajustaban bastante a las restricciones alimentarias de mis minialérgicos, era muy poco lo que había que adaptar, así que puse manos a la obra junto a mi maestro pastelero y su ayudante 🙂

La preparación de la masa no es apta para hacer con niños, pues se prepara al fuego y se trabaja caliente, así que los sauritos ayudaron cortando galletas y decorándolas. Debo advertir que la masa no promete, es de una consistencia horrible, las galletas crudas se quedaban paradas solas, Pipe las puso en torre y no se pegaron, y Gaby tratando de decorarlas le rebotaban las estrellitas, finalmente las enterramos como shuriken. Pero el resultado final es ¡delicioso! Quedan blandas y permanecen blandas, de un sabor muy rico.

A continuación la receta original, con las observaciones pertinentes (en cursiva) de las modificaciones que hicimos.

Reindeer Cookies

Ingredientes

1/2 taza golden syrup (usamos 1/4 taza de miel de abeja + 1/4 taza de agua)

1/4 taza de azúcar

3 cucharadas de mantequilla (las reemplazamos por 3 cucharadas de aceite)

1 cucharada de leche (vegetal en nuestro caso)

2 tazas de harina

1/2 cucharadita de bicarbonato

1/2 cucharadita de sal (no le puse)

1/2 cucharadita de canela

1 cucharadita de jengibre

Preparación

En una olla, calentar la miel, azúcar, aceite y leche hasta que se derrita y mezcle todo. Dejar reposar esta preparación unos 10 a 15 minutos.

En un bol cernir la harina, el bicarbonato y las especias. Verter poco a poco sobre la mezcla de la olla, revolviendo constantemente.

Se formará una masa que se trabaja fácilmente con las manos. Enharinar el mesón y uslerear la masa de medio cm de grosor.

Hornear a 180ºC por 7 a 9 minutos, hasta que estén ligeramente doradas.

Nosotros antes de hornearlas las decoramos con estrellitas. En el sitio web recomendaban dejar enfriar antes de decorar con glacé.

Un detalle super original de esta receta, y que yo me demoré una semana en darme cuenta, es que Janette usa un molde de hombrecito para hacer las galletas, lo pone cabeza abajo y ¡cha-chán! aparece un reno 🙂

Para ver la dirección web del blog de donde extraje la imagen de las galletas de reno y receta, click aquí.

 

Galletas Gaby aptas y ricas: achievement unlocked

Las galletas que le he preparado a Gaby están llenas de amor, muuucho amor, y algunos ingredientes que después de media hora de horneados se ponen duros, como roer hielo pero sin que este se derrita.
Igual Gabysauria ama y llora por sus “lleta”, y yo valoro el hecho que pueda hacer una galleta que pueda comer y disfrutar, aunque sirva para gastar los dientes.
Dado que mi minialérgica, en cuanto a harinas se refiere, solo puede comer papa, quinoa y amaranto (también lenteja, pero no me tinca tanto para masa dulce), la receta anterior contenía harina de papa, azúcar, aceite y leche de soya. Una vez intenté con harina de quinoa en vez de papa y el resultado fue peor en cuanto a dureza, pero quedaban de mejor color.
Como dificilmente me rindo, lo volví a intentar, esta vez agregando pipocas de amaranto para ver si aportaban más aire a la masa, y miel, para unir las pipocas, que se comportan muy parecido a las bolitas de plumavit. No fue fácil ligar la masa y menos que se hicieran bolas, pero apisonándola en una cuchara sopera y luego desmoldándola sobre la lata, se armó algo bastante decente con forma de galleta.
De ahí vino la etapa más importante y crucial de mi proyecto: la dureza post horneado. Y si, las galletas quedaron ricas y no se pusieron duras! Por fin Gabysauria puede comer una galleta que no solo tiene amor de mamá 🙂

La receta

Ingredientes

25 gr azúcar
50 gr Ener-G Potato Mix
40gr Pipocas de amaranto
2 cucharadas de aceite
1 cucharada de miel
2 cucharadas de agua caliente

Preparación

Mezclar todos los ingredientes secos, luego añadir aceite y miel disuelta en el agua caliente.
Unir, amasando, todos los ingredientes, hasta que quede algo como una bola, pues tiende a desgranarse.
En una cuchara sopera, poner un poco de esta masa apisonándola bien para tratar de compactarla. Sacar la masa volteando la cuchara o deslizando con el dedo el relleno.
Hornear por 10 minutos a 175•C.
¡A Comer!

Nota: Para no generar falsas expectativas, aclaro que el sabor y textura de las galletas es más semejante a una barra de granola.

IMG_1926

%d bloggers like this: