Tag Archive | queque

Cumpleaños nº3 de Gabisauria

En un principio pensé que para este cumpleaños iba a tener que transar, es decir, poner cosas aptas y no aptas para comer. Eso iba en contra de mi ideal en que para sus cumpleaños, los minialérgicos no tengan potes aparte ni tengan que preguntar ¿puedo comer de esto? ¿tiene leche de vaca? Pero dándole tres vueltas, si se podía, y Gabi tuvo su cumpleaños totalmente apto para ella 🙂

Quequitos de plátano y vainilla, galletas de zanahoria avena (muy ricas, cuando tenga foto decente subo la receta), torta de bizcocho rellena con mermelada cubierta de merengue, pancitos con huevo (usé crema de arroz para pegar, no porque no pudiera usar mayo, si no porque después del cuarto huevo me rendí al fracaso), uvas, frutillas, palitos de zanahoria y arroz inflado (uno especial que venden en el Maní, sin azúcar flor ni almidón de maíz). Practicamente todo hecho en casa (pucha que trabajé, pero quedé feliz), de hecho, al mirar la mesa puesta, parecía un cumpleaños infantil de principios de los 80.

mesa

En un principio, pensé hacer la torta con forma de la cabeza y orejas de Minnie, pero desistí, en virtud del tiempo y porque la torta se me achicaba demasiado. Finalmente, para que tuviera el toque rosa, la cubrí de corazoncitos rojos, rosados y blancos. Este fue el resultado:

torta

En la piñata habían Frugelés, gelatinas y caramelos. Si bien estos son de uso restringido (dos diarios y de consumo aislado), pues Gabi reacciona al jarabe de glucosa (hecho a base de maíz), no podía poner palitos de zanahoria dentro. Siempre pienso en poner bolsitas con pasas y esas cosas, pero siempre lo olvido 😦 Como sea, la piñata me quedó hermosa (ejem ejem) y a Gabi le encantó.

piñata_gabi

Y por supuesto, la cumpleañera 🙂

soplando_velitas

Advertisements

Queque zanahoria canela

¿Les he contado que a Gabi le encanta la zanahoria? Cada vez que vamos a hornear y elegimos qué hacer, ella pide “queque horia”, “lleta horia”, “hado horia”. Normalmente ignoramos su insistente solicitud, pero después de tres horneados pidiendo el vegetal, le di en el gusto e inventamos el queque de zanahoria y canela. Además, aprovechamos de estrenar nuestros nuevos moldes de mini-mini quequitos (como medidad de comparación, un quequito cabe en una muela).

Dado que tengo el super poder “perfect queque” (yo quería tener uno en que me saliera un rayo del dedo, en serio, pero me puse en la fila incorrecta) el invento nos quedó buenísimo. Les dejo la receta aproximada, porque la hice hace más de dos semanas atrás, al ojo y no registré nada, pero me basé en la receta de Queque de plátano.

queque_zanahoria_canela

Queque Zanahoria Canela

Ingredientes

1 taza de zanahoria rallada fina

1 taza de agua

1/2 taza de aceite

400 gr harina

2 cucharaditas de polvos de hornear (reemplazado por bicarbonato, cremor tártaro y vinagre)

3/4 taza de azúcar

1 cucharadita de té de canela

Preparación

Mezclar la zanahoria con el agua, aceite, azúcar y canela.

Agregar la harina y polvos de hornear, incorporar bien.

Hornear a 200ºC , los mini-mini quequitos se demoraron 12 a 15 minutos a pesar de ser pequeñitos, quizás es más húmeda la masa.

Queque de Zapallo

Nunca me pregunté o consideré, en estos casi cuatro años que llevamos haciendo repostería vegana, volver a hacer un queque “clásico” con huevos y leche. Y así, de repente, me encontré preguntándome cómo demonios se hacía un queque a la usanza antigua, o que al menos llevara huevos. No lo sabía… se batían o no, cuántos se usaban, se preparaba distinto el queque, si aún no puedo usar polvos de hornear, ¿podré mezclar huevo con bicarbonato, vinagre o cremor tártaro? Dudas que me tenían absolutamente tupida, casi asustada, como si no hubiera hecho nunca un queque y esta fuera mi primera vez.

Cuando estaba en cuarto básico hice mi primer queque sola, junté lo que había, con algunas monedas que había en la casa salía comprar harina (suelta en el almacén literalmente de la esquina, “Don Hugo”) y me alcanzó como para 200 gr. (si, también prendí el horno sola, ¡viva la infancia en los 80’!). Me quedó una cosa del alto de una tortilla penca, pero muy rico 🙂 Parece que desde ahí mis papás empezaron a comprar harina. Y desde ahí también, mi historia haciendo queques y con la repostería en general, fue en ascenso (menos la vez que le hice un queque a un niño que quería impresionar y la cochinada se me quemó y al desmoldarlo se partió).

Desempolvando libritos de cocina de la Laurita Amenábar que guardo en mi memoria, recordé un queque de zapallo, pero solo estaba almacenada la foto del enorme, esponjoso, aromático y anaranjado queque, así que fui a preguntarle a nuestro buscador web favorito: “queque de zapallo” (no tuve que poner vegano, yei!)

Esta es la receta que me gustó más de las que leí (Queque de Zapallo). Además, usaba solo aceite, por lo que no tenía que modificar nada para que fuera apta para Pipe y Gabi.

 

Queque de Zapallo

Ingredientes

1/4 taza de aceite

225 gr azúcar (usamos 200 gr)

2 huevos

2 cucharaditas de polvos de hornear (usamos la mezcla de cremor tártaro con bicarbonato)

200 gr harina

1 pizca de sal

3/4 taza de puré de zapallo (le pusimos una taza)

1 cucharadita de té de vainilla

 

Preparación

Cocer el zapallo (½ kilo aproximadamente), colarlo y hacerlo puré.

En un bol, cernir la harina, azúcar, polvos de hornear y sal.

En otro tazón batir ligeramente los huevos, agregar el aceite, la vainilla y el puré. Mezclar con batidor (sugieren batidor globo, nosotros usamos eléctrico, y una vez que Gabi superó lo del ruido, pudo seguir participando de la preparación del queque).

Echar los ingredientes secos cernidos, sobre la preparación anterior.

Mezclar todo muy bien, para que no queden grumos (nosotros seguimos usando el batidor en esta parte).

Hornear a 180ºC por 50 minutos, si son quequitos individuales 15 minutos está bien.

Al probarlos pensé que quedaría perfecto una cucharadita de canela en la masa, la agregué la segunda vez que hicimos la receta y el resultado efectivamente fue delicioso.

 

A continuación, mis golosos minialérgicos disfrutando su primer queque con huevos.

Sauritos 1 / Alergia alimentaria 0 😛

Queque Quinoa Naranja

Simplemente delicioso 😛

Hace un tiempo me regalaron quinoa laminada, mucha quinoa laminada, y ni idea cómo se preparaba, pero la homologué a hojuelas de avena y comenzamos a hacer queques y galletas.

Usé como base la receta del queque de cumpleaños nº2 de Pipesaurio y las de las galletas de avena. Modificaciones pocas o más radicales nos han dado dulces satisfacciones, además de usar la ingente cantidad de hojuelas de quinoa.

La receta de las galletas de avena (que por lo demás habíamos dejado de hacer porque la minialérgica de la casa reacciona a la avena) fue simplemente sustituir la avena por quinoa en la misma proporción.

El queque, en su variante de mínima intervención, lo único que hice fue sustituir la mitad de la harina por los flocos de quinoa. Releyendo la receta, vi que hemos hecho algunas pequeñas adaptaciones: uso 2 tazas de harina en vez de 1 taza y 3/4,  bajé la cantidad de azúcar a 3/4 de taza y no le pongo sal.

La segunda variante del queque tuvo intervención mayor y el resultado fue, lo vuelvo a decir, delicioso! Aquí la receta (y una foto bien penca que no le hace honor a la maravilla de queque, ni se luce el colorcito rubio anaranjado que quedó, le busqué por distintos ángulos y no hubo caso).

 

Queque Quinoa Naranja

 

Ingredientes

1 taza de harina

1 taza de hojuelas de quinoa

3/4 taza de azúcar

1 cucharadita de polvos de hornear

1 cucharadita de bicarbonato

1 taza de jugo de naranja

1/2 taza de aceite

 

Preparación

Calentar horno a 175º C.

En un recipiente, juntar todos los ingredientes secos.

Verter sobre la mezcla seca el jugo de naranja y el aceite, revolver hasta que esté homogéneo.

Llenar hasta 2/3 de moldes individuales. Hornear por 12 a 15 minutos o 30 si es un solo molde grande.

Queque Quinoa Naranja

Queque Quinoa Naranja

 

Carrot Cake o torta del cumpleaños nº 4 de Pipe

Ya no recuerdo cómo fue que esta receta se levantó entre los muertos, logrando desprenderse de una antigua, grasosa y enharinada hoja de roneo de un librito de cocina de la Laurita Amenábar. Por si los recuerdan, son aquellos tamaño 1/4 hoja oficio, lomo corcheteado, tapa cartón delgado, hoja roneo, creo que editados por el diario la tercera (cuando tenía el logo de número y letras azules en una tipografía cursiva).

Pero llegó, y se ha incorporado a nuestro repertorio de recetas. Ha participado de cumpleaños (estrenado como torta para el cumple 4 de Pipe, relleno con piña), pic-nic en la plaza, oncecitas donde los Moli’s y hasta de regalo para las tías del jardín de Pipe y Gabi en su día.


Resultó ser una receta entretenida de hacer para mis minialérgicos, pues se pone casi todo en la juguera y tiene un efecto wow! eso de apretar botones para que el motor suene cada vez más fuerte y haga más ruido, y las cosas adentro salten hasta hacerse puré (sacá ese Tarantino que hay en vos).

A continuación les dejo la receta de nuestro piropeado  carrot cake, como le decía Laurita Amenábar, o queque de naranja zanahoria pa´los amigos 😉

 

Carrot Cake

Ingredientes

3 zanahorias (la práctica me ha llevado a determinar que son 2 zanahorias medianas, pero pueden atreverse con una tercera)

2 tazas de harina

1/2 taza de azúcar (nosotros le ponemos 3/4, usamos media solo si vamos a usar el queque como bizcocho para torta)

1/2 taza de aceite

3 huevos (aquí reemplazamos por el sustituto de huevo)

3 cucharaditas de polvo de hornear (o 1 y 1/2 de cremor tártaro más 1 cucharadita de bicarbonato si es para Gabi, por el almidón de maíz de los polvos de hornear)

1 cucharadita de bicarbonato

1 cucharadita de canela

1 pizca de clavo de olor (qué concepto más chistoso ese de la “pizca”)

ralladura de una naranja

1 taza de jugo de naranja

Preparación

Mezclar en la juguera todo menos la harina, hasta que quede una mezcla homogénea.

En un bol, colocar la harina y verter la mezcla anterior, revolver.

Hornear por 30 a 40 minutos a fuego suave (200 o 175 ºC)

 

carrot-cake

Queque de Zanahoria Naranja

%d bloggers like this: