Archive | August 2018

No estoy sola

Desde hace un par de años me cuestiono el por qué aún seguimos con la alergia alimentaria de los niños. Felipe ya cumplió 7 y Gabriela 5, son edades en que el tema debería estar superado… hace rato. Pero prueba tras prueba, aún está la evidencia de la persistencia de su APLV (y otras).

Casi todas las semanas en el grupo de mamás con niños con alergias alimentarias en que participo, aparecen post de despedida, anunciando que fueron dados de alta y muchas gracias por todo el apoyo y contención, y como 100 likes e igual número de parabienes.

Como cada cuatro semanas aparece un post de alguna mamá desesperanzada buscando que le digan que falta poco, preguntando “¿cuándo sus hijos superaron la alergia alimentaria?”, porque el suyo ya cumplió 2 y aún es APLV. Nunca respondo ya que, “el mío tiene 7 y aún seguimos en esto” no es algo que necesita oír. Pero un día lo hice, no se por qué, y en un derroche de egocentrismo dije que mis hijos de 5 y 7 años aún tienen alergia alimentaria y a la leche de vaca. Dos mamás más saltaron, sus hijos (de 6 y 7) aún tenían alergia. Fue una alegría y alivio tan grande saber que no estaba sola, que habían otras como yo, que no era una rareza, solo somos pocas. Me sentí acompañada, el sentimiento fue mutuo. No nos dimos consejos ni recomendamos médicos, solo nos abrazamos virtualmente. Nunca más me las he vuelto a topar, quizás algún día cuando alguna diga “¿saben que más? ¡acepto y asumo esta cosa! aún me sigue y persigue esta alergia alimentaria” o “¡lo logramos ctm! ¡gracias por todo y adiós!”

Por mi parte, la frase que sea, espero poder gritarla algún día.

Advertisements
%d bloggers like this: