Archive | September 2016

¿Todavía?

Esta pregunta me la hecho muchas veces en silencio. Al parecer, me da miedo responderla.

Cuando la hacen otros, especialmente padres de hijos ex aam (alérgicos alimentarios múltiples) o aplv (alérgicos a la proteína de leche de vaca), siento que mi cara se pone pálida de la poca sangre que comienza a llegar a eso que está sobre los hombros. Ni siquiera podría decir que es tristeza, angustia o rabia; es algo parecido a la vergüenza, como si todos pasaran de curso y yo soy repitente eterna.

Estadísticamente se supone que, a los dos años el 60% de los niños habrán superado sus alergias, y que a los tres años, lo habrá logrado el 95%. Yo soy el 5% restante. Me voy quedando sola en la sala de clases mientras todos los demás se van a casa.

A mitad de camino con esta enfermedad, la gastro nos decía que algunos niños podían quedar con alergia a un par de cosas hasta grandes. A mí eso no me significaba ningún problema, en cuanto habíamos comenzado con tolerancia de cinco alimentos, pasar a intolerancia de solo dos, sonaba fantástico. Hoy, me opongo a ese potencial par de alergias alimentarias remanentes. NO QUIERO MÁS ALERGIAS ALIMENTARIAS.

Pensando en ese 5% me cuestiono, ¿estaremos haciendo bien la prueba de alimentos? ¿estaré inflando los síntomas, los veré de verdad mayores de lo que son? ¿y si cambiamos de médico? ¿seré yo la que mantiene esta enfermedad existiendo?

Y por mientras sigo aquí, sentada en el último banco ocupado de esta sala de clases, la cual tiene un gran pizarra donde está escrita una única frase “Alergia Alimentaria Múltiple”.

 

 

 

%d bloggers like this: