Archive | November 2013

Ser o no ser, es o no es.

Creo que no me había tocado analizar una respuesta dudosa a un alimento.
Nuestro último elemento de prueba fué el pavo, hoy ha sido el cuarto día comiéndolo y aún no se si es o no es alergénico para Gaby. He tenido respuestas que avalan tolerancia y también signos de intolerancia, pero ninguna reacción me deja con la certidumbre de si si o si no. Y es bien incómoda la sensación, porque debo seguir exponiéndola y observando, para ver a qué lado del muro cae la pelota, y por mientras, me duele la guata y me canso de mirar casi sin pestañear para que no se me pase nada. Uf!

Advertisements

Estoy Cesante

Hace algunos días estuve fantaseando con qué iba a ser de mí cuando mis pequeños alérgicos superaran su patología. Varias emociones vinieron a mí, pero la más potente fué la sensación de vacío. Me vi cesante.
Comencé a recapitular un montón de “ya no más” cuando no fuera necesario que hiciera mi pega: ya no más cocinar dos comidas especiales para cada minialérgico, ya no más visitas al gastroenterólogo, ya no más andar con el antialérgico y corticoide en la cartera por cualquier emergencia, ya no más andar leyendo exhaustivamente los ingredientes de las etiquetas, ya no más andar observando signos y síntomas post ingesta y andar estableciendo posibles correlaciones, ya no más buscar recetas de repostería con un montón de sin (huevo, leche, soya, etc), ya no más correr detrás de esa galleta que un niño X iba a convidar a Pipe en la plaza, ya no más andar acarreando para cumpleaños la propia lonchera de alimentos seguros, y tantos otros “ya no más”.
Toda esta reflexión me hizo dimensionar el tremendo espacio que ocupa en mi vida el cuidado de la alergia alimentaria de Pipe y Gaby, de todo el esfuerzo y logística desplegada para cuidarlos, creatividad involucrada para variar comidas con solo cuatro e incluso dos ingredientes y cocinar con una larga lista de sin. Y también me di cuenta del nivel de ansiedad que genero en este cuidado, pues si no, mi primer pensamiento al imaginarme libre de esta pega no hubiera sido de angustia y de ahora qué hago con mi vida.
En fin, supongo que en algún momento llegará el día en que cesen mis funciones, me vaya a sentar a un banco de la plaza, y vea crecer sanos a mis hijos sin mi control constante sobre lo que comen.
Va a ser raro estar cesante.

Cocina Sin Alergias

Cocina Sin Alergias fue creado por una mamá cuyo hijo es alérgico alimentario, y tiene muchas recetas especiales para nuestros pequeños con esta enfermedad.

Aquí los links donde pueden conocer y probar sus recetas, y para que vean que ser alérgico a un millón de cosas no significa comer fome o feo 🙂

Blog Cocina Sin Alergias

Facebook Cocina Sin Alergias

Twitter Cocina Sin Alergias

Creciendo con Alergias

Creciendo con Alergias es una fundación que nació de un grupo de padres cuyos hijos tienen o tuvieron alergias alimentarias.

Su misión es hacer pública esta patología, conseguir cambios a nivel de gobierno y leyes, donar leches medicadas a niños cuyos padres les es difícil costearla, entre otras tareas.

Si quieren conocer más, les dejo sus sitios web.

Página Web Creciendo con Alergias

Facebook Creciendo con Alergias

Twitter Creciendo con Alergias

CreciendoconAlergias

Galletas de Miel

Nuestra aventura culinaria de fin de semana fueron galletas de miel, y nos quedaron buenísimas, además de bellas con mi cookie stamp.
La receta original es de Fran, nosotros reemplazamos el huevo por sustituto de huevo y, como la miel se usa líquida, le pusimos miel de maple en vez de abeja.

Ingredientes
100 ml aceite
150 ml miel
120 gr azúcar
1 huevo
ralladura de 1 limón
1cucharada de jugo de limón
1cucharadita de polvos de hornear
450 gr harina

Preparación
En un bol mezclar la miel, aceite, ralladura de limón, jugo de limón y huevo.
Agregar harina y polvos de hornear. Amasar hasta que quede una masa suave y homogénea. Dejar reposar por 15 minutos.
Uslerear la masa hasta que quede del grosor deseado y cortar las galletas. En esta fase usé el cookie stamp para grabar el diseño.
Hornear por 15 minutos o hasta que la masa esté ligeramente dorada.
¡Disfrutar!

20131116-211452.jpg

20131116-221040.jpg

Hipo Repostería

Ellos son una empresa que fabrica productos de repostería pensados para personas con restricciones, alergias e intolerancias alimentarias.

Además, se han preocupado de certificar sus líneas de procesos, de modo que no haya contaminación cruzada, por lo tanto son 100% seguros.

Revisen su página web, blog y face, donde encontrarán más información a cerca de los productos y de ellos mismos, puntos de ventas, nuevas recetas, etc.

Página Web HipoRepostería

Facebook HipoRepostería

Blog HipoRepostería

hipo_reposteria_logo

Un olvido no está permitido

El fin de semana pasado, como es costumbre, horneamos con Pipesaurio. Hicimos una receta nueva de queque de naranja, que lleva sustituto de huevo y leche de soya entre otros ingredientes. A las 5 de la tarde estábamos instalados en el sillón degustando nuestra obra culinaria. Fué unánime que habían quedado buenos.
Tres horas más tarde entré en pánico, había comido queque con soya y le había dado pecho a Gaby que es alérgica. El daño ya estaba hecho y me dispuse a esperar la diarrea 😦
Primer día fue harto ruido de guata; primera noche, inquieta; segundo día fue el día de hacer caca, ruido de panza e irritabilidad que solo le permitió dormir 10 minutos durante todo el día; segunda noche, se quejaba dormida; tercer día ya todo había pasado. Pero yo había quedado con la culpa y la ansiedad en +1.000.
No hay olvido o distracción permitida, no hay tregua en esta batalla, la alerta debe estar siempre encendida, y si flaqueas, otro (ser humano pequeñito) pagará las consecuencias. La rabia que sentía contra mí era principalmente por eso, uno pone full energía en cuidarlos y solo un paréntesis, aunque sea inintencionado, destruye este castillo de naipes. ¿Cómo, sabiendo, se me pasó? ¿En qué estaba o no estaba pensando?
Hay mamás que cuando les ha pasado esto hasta se inducen el vómitos o toman mega dosis de laxantes para sacar el alérgeno de su sistema… eso es lo confesable.
Al final, esta es una patología que se manifiesta en la interacción con el medio, y uno es también parte de ese medio, nos cause tristeza, angustia, placer o displacer, somos agentes protectores y también causantes de una reacción alérgica, el ejemplo que hace este punto más evidente es la lactancia materna, entrega anticuerpos y también alérgenos, y lo uno no va sin lo otro.
Habrá que aprender a reconocer y aceptar nuestra naturaleza humana y abandonar la fantasía de super madres, pero eso no elimina el hecho de que otro sufre nuestros terrenales errores.

%d bloggers like this: