Archive | April 2016

Tortilla de espinaca o de cómo sonreir con detalles simples

El otro día no tenía carne, porque hubo descoordinación con la entrega del pedido, se acercaba la hora de comer y qué demonios iba a hacer. Los sauritos tienen que comer proteína animal a diario, en una dosis un poquito más alta, pues no tienen la fuente de la leche de vaca que normalmente tienen los niños de su edad.

Huevos, en el refri habían huevos y algo de espinaca, lo que daba como respuesta: ¡tortilla!

En verdad, desde que los minialérgicos incorporaron el huevo, me aliviaron el trabajo en la cocina preparando cosas de último minuto o de emergencia, y envidié a todas las madres que podían hacer fideos con huevos así como si nada si no había nada listo, qué fácil las tenían.

Volviendo a la tortilla. Desde que apliqué paciencia, las tortillas me quedan perfectas, esponjosas y no se me pegan. Logré esa paciencia dejando el sartén con la mezcla a fuego bajo, pongo 8 minutos en el timer y me voy, luego vuelvo, la doy vuelta, pongo 6 minutos en el timer y me voy, vuelvo, apago el fuego ¡y la tortilla ya está lista! Esta vez le puse un par de cucharadas de avena para darle más contundencia (¿les conté que Gabi ahora come avena?).

Los sauritos estaban fascinados y recibí puros halgos, me pidieron que les mandara tortilla para el almuerzo del día siguiente. Para mí era suficiente ver el entusiasmo y disfrute con el que comían, y que estaban comiendo algo que costó dos años incorporar en Pipe y un año en Gabi: huevo.

Una sonrisa en mi cara y un corazón contento, todo gracias a una tortilla de espinaca.

Advertisements

Cumpleaños nº3 de Gabisauria

En un principio pensé que para este cumpleaños iba a tener que transar, es decir, poner cosas aptas y no aptas para comer. Eso iba en contra de mi ideal en que para sus cumpleaños, los minialérgicos no tengan potes aparte ni tengan que preguntar ¿puedo comer de esto? ¿tiene leche de vaca? Pero dándole tres vueltas, si se podía, y Gabi tuvo su cumpleaños totalmente apto para ella 🙂

Quequitos de plátano y vainilla, galletas de zanahoria avena (muy ricas, cuando tenga foto decente subo la receta), torta de bizcocho rellena con mermelada cubierta de merengue, pancitos con huevo (usé crema de arroz para pegar, no porque no pudiera usar mayo, si no porque después del cuarto huevo me rendí al fracaso), uvas, frutillas, palitos de zanahoria y arroz inflado (uno especial que venden en el Maní, sin azúcar flor ni almidón de maíz). Practicamente todo hecho en casa (pucha que trabajé, pero quedé feliz), de hecho, al mirar la mesa puesta, parecía un cumpleaños infantil de principios de los 80.

mesa

En un principio, pensé hacer la torta con forma de la cabeza y orejas de Minnie, pero desistí, en virtud del tiempo y porque la torta se me achicaba demasiado. Finalmente, para que tuviera el toque rosa, la cubrí de corazoncitos rojos, rosados y blancos. Este fue el resultado:

torta

En la piñata habían Frugelés, gelatinas y caramelos. Si bien estos son de uso restringido (dos diarios y de consumo aislado), pues Gabi reacciona al jarabe de glucosa (hecho a base de maíz), no podía poner palitos de zanahoria dentro. Siempre pienso en poner bolsitas con pasas y esas cosas, pero siempre lo olvido 😦 Como sea, la piñata me quedó hermosa (ejem ejem) y a Gabi le encantó.

piñata_gabi

Y por supuesto, la cumpleañera 🙂

soplando_velitas

%d bloggers like this: