Tag Archive | torta

Hermosos detalles

Uno de los problemas que enfrentan mis minialérgicos son los cumpleaños en el colegio, pues varios niños (en realidad sus papás) el día de su cumpleaños llevan una torta para compartir con sus compañeros y profesores.

Para mí, el tema normalmente me genera angustia y tristeza desoladora, para Pipe y Gabi, pena y rabia (sus palabras). Lo peor, es que el único problema de esta situación es no saber que ese día llevarán algo, o sea, con información nos ahorramos la angustia, tristeza, pena y rabia, y es más, generamos alegría y agradecimiento.

Agradezco infinitamente el gesto de algunos papás que me avisan e incluso me preguntan qué pueden comer los niños y les llevan algo especial. Pero lo que hoy les quiero contar (y que al acordarme aún me emociona) es que una compañera de Gabi hoy llegó con una bolsa, que preparó por iniciativa propia en la mañana, con dos plátanos, para que Gabi pudiera comer, pues sus papás traían una “torta con leche de vaca”.

¡Qué simple y qué hermoso! La empatía, amistad y generosidad contenida en solo dos plátanos. La sonrisa de ambas, Gabi y su compañera, ha quedado grabada para siempre en mi memoria emotiva.

No pido una torta inclusiva (aunque debo decir que ese es el mejor escenario), no pido que les lleven algo especial, solo pido que me avisen, para que ese día de celebración ellos también puedan compartir y no se queden mirando cómo los demás comen. Tan simple como dos plátanos en una bolsa, ¿no?

 

Pd1: por deformación profesional (psicopedagoga) debo decir que la empatía no es para nada un proceso simple, cognitivamente es un proceso complejo, que necesita de base teoría de la mente. ¡Uf!, necesitaba decirlo.

 

PD2: en las salas hay calendario con los cumpleaños, me demoré, pero hasta que se me ocurrió sacarle foto y estar más o menos prevenida.

Advertisements

Tortas de Cumpleaños

Hace ya un par de años que es habitual que las tortas de los cumpleaños de la familia sean aptas para los sauritos: sobre la misma torta se canta el cumpleaños feliz, se soplan las velitas y se comparte.

La primera en hacer ese gesto fue mi mamá, era una torta que por sobre todo tenía mucho amor (y poco goce estético). De ahí en adelante, sin haberlo yo pedido, no hubo más “la tortita para los niños” cuando había un cumpleaños, simplemente La Torta. La estética ha mejorado mucho desde esa primera torta… verde, como podrán ver en las fotos adjuntas.

Lamentablemente no están todas, pero hay varias representantes de este gesto de amor.

 

%d bloggers like this: