Archive | December 2013

Sale pavo, entra cerdo

Hace unos días atrás escribí un post que se titulaba Ser o no ser, es o no es, acerca de mi incertidumbre respecto al pavo que introduje en la dieta de Gaby. De guata o tincada, me parecía que no había sido transparente para su organismo, pero los signos no eran concluyentes. Ergo, yo caminaba en círculos observando y pensando para que no se me pasara nada. Ergo, perdí como 10 puntos de cordura en el proceso.
Hoy tuve control con la gastroenteróloga de Gabysauria, le comenté los detalles de la experiencia con el pavo: caca con olor a amoniaco (inicial, porque a los días desapareció), caca en bolitas alternada con caca de consistencia normal y caca cubierta con una película cerosa mucosa blanca. Su respuesta fué tan simple que en verdad lamenté haberme rebanado los sesos tratando de establecer una correlación.
“Suspende”, así que sale el pavo y entra el cerdo 🙂

Hanzel y Grettel y los dulces NO permitidos

La fundación Creciendo con Alergias organizó para el próximo sábado 21 de Diciembre, una obra de teatro adaptada especialmente para niños con alergias alimentarias, abordando un tema con el que nuestros pequeños conviven a diario, los alimentos NO permitidos.

Les dejo el link a facebook donde entregan más información.

Galletas de Avena

Esta es otra receta de galletas para hacer con niños, pues es super fácil, rápida y de masa manoseable, la parte que más disfruta Pipe, porque se come los restos de galleta que le queda en la palma y dedos.
Los invito a animarse a incorporar a los niños en la cocina, al principio dejan más la embarrada, pero con la práctica mejora mucho su motricidad y coordinación, y se convierten en todo unos chef 🙂

Galletas de Avena

Ingredientes
200 gr harina
200gr avena
100 gr azúcar
1 cucharadita polvos de hornear
8 cucharadas de aceite
5 cucharadas de miel líquida
8 cucharadas de agua
pasas

Preparación
Mezclar todo, partiendo por los ingredientes secos e ir agregando uno a uno los líquidos.
La miel puede ser de palma, maple, melaza, etc. Lo importante es que esté líquida.
Al final, añadir las pasas u otra fruta deshidratada o frutos secos.
Ahora la parte entretenida para los niños, hacer bolas con las manos, ponerlas en la lata del horno y aplastarlas!
Hornear por 10 a 15 minutos a 200•C.
Dejar enfriar y guardar en frascos o tarros de lata.

20131209-104026.jpg

Envidia

Hace una semana, en la fiesta de navidad del sindicato de Entel, vi, anonadada, como un padre daba a comer un choripán a su hijo de 1 año 8 meses sin ninguna conciencia de lo que estaba haciendo, mientras conversaba con otro padre que tampoco le llamaba la atención el hecho.
Si yo, hipotéticamente, estuviera dándole de comer eso, pensaría y evaluaría mil cosas: el choripán, es de cerdo, Pipe puede comer cerdo, pero generalmente le ponen carne de vacuno que él no puede comer, y seguro lleva soya para hacer cundir la mezcla, y yo tampoco podría comer por Gaby; y esa marraqueta ¿será de las que le ponen leche?, si es así, no le puedo dar ni el pan solo a Pipe, y yo tampoco puedo, pues Gaby no puede tomar cualquier derivado de la vaca que pasa a través de mi leche.
Toda esta neurótica divagación pasó en menos de un minuto, hasta que salió un suspiro que me volvió a la realidad y me hizo ver lo lejos que estoy de darle un choripán a Pipe.
Pura envidia.

¡Pa’ la sé’ pa’ la calor!

Hace un año comenzó mi búsqueda de helados sin leche, y me encontré que todos los que se apedillaban “de agua” tenían algún derivado de la vaca, excepto el Panda de piña y algunos Guallarauco.
Hoy el mercado ofrece hartas más alternativas, en una pasada rápida por el super lo pude constatar. También se ha diversificado la calidad de los helados y, obviamente, también los precios.
Aquí van datos de algunos productos libres de leche 🙂

20131203-234038.jpg

20131203-234050.jpg

20131203-234103.jpg

20131203-234113.jpg

20131203-234124.jpg

Oiliva, algo más para ponerle al pan

Al no poder comer derivados de la leche y soya (por la dieta de exclusión), quedaron fuera casi todas las cosas saladas que uno puede echarle al pan: margarina, mantequilla, quesos, jamones, patés.
Mi alternancia iba entre el pan con mermelada, con miel o solo, cuando ya me aburría de comer dulce.
Hasta que un día mi preocupado Juanjosaurio encontró esto (ver foto): aceite de oliva untable (había tratado de ponerle aceite al pan, pero la distribución uniforme no se me daba).
Queda muy rico en el pan tostado, tiene sabor 100% oliva y, lo que sí, algo caro, pero para sentir el sabor de pan con algo salado, lo recomiendo.

20131201-231303.jpg

%d bloggers like this: