Queque de Zapallo

Nunca me pregunté o consideré, en estos casi cuatro años que llevamos haciendo repostería vegana, volver a hacer un queque “clásico” con huevos y leche. Y así, de repente, me encontré preguntándome cómo demonios se hacía un queque a la usanza antigua, o que al menos llevara huevos. No lo sabía… se batían o no, cuántos se usaban, se preparaba distinto el queque, si aún no puedo usar polvos de hornear, ¿podré mezclar huevo con bicarbonato, vinagre o cremor tártaro? Dudas que me tenían absolutamente tupida, casi asustada, como si no hubiera hecho nunca un queque y esta fuera mi primera vez.

Cuando estaba en cuarto básico hice mi primer queque sola, junté lo que había, con algunas monedas que había en la casa salía comprar harina (suelta en el almacén literalmente de la esquina, “Don Hugo”) y me alcanzó como para 200 gr. (si, también prendí el horno sola, ¡viva la infancia en los 80’!). Me quedó una cosa del alto de una tortilla penca, pero muy rico 🙂 Parece que desde ahí mis papás empezaron a comprar harina. Y desde ahí también, mi historia haciendo queques y con la repostería en general, fue en ascenso (menos la vez que le hice un queque a un niño que quería impresionar y la cochinada se me quemó y al desmoldarlo se partió).

Desempolvando libritos de cocina de la Laurita Amenábar que guardo en mi memoria, recordé un queque de zapallo, pero solo estaba almacenada la foto del enorme, esponjoso, aromático y anaranjado queque, así que fui a preguntarle a nuestro buscador web favorito: “queque de zapallo” (no tuve que poner vegano, yei!)

Esta es la receta que me gustó más de las que leí (Queque de Zapallo). Además, usaba solo aceite, por lo que no tenía que modificar nada para que fuera apta para Pipe y Gabi.

 

Queque de Zapallo

Ingredientes

1/4 taza de aceite

225 gr azúcar (usamos 200 gr)

2 huevos

2 cucharaditas de polvos de hornear (usamos la mezcla de cremor tártaro con bicarbonato)

200 gr harina

1 pizca de sal

3/4 taza de puré de zapallo (le pusimos una taza)

1 cucharadita de té de vainilla

 

Preparación

Cocer el zapallo (½ kilo aproximadamente), colarlo y hacerlo puré.

En un bol, cernir la harina, azúcar, polvos de hornear y sal.

En otro tazón batir ligeramente los huevos, agregar el aceite, la vainilla y el puré. Mezclar con batidor (sugieren batidor globo, nosotros usamos eléctrico, y una vez que Gabi superó lo del ruido, pudo seguir participando de la preparación del queque).

Echar los ingredientes secos cernidos, sobre la preparación anterior.

Mezclar todo muy bien, para que no queden grumos (nosotros seguimos usando el batidor en esta parte).

Hornear a 180ºC por 50 minutos, si son quequitos individuales 15 minutos está bien.

Al probarlos pensé que quedaría perfecto una cucharadita de canela en la masa, la agregué la segunda vez que hicimos la receta y el resultado efectivamente fue delicioso.

 

A continuación, mis golosos minialérgicos disfrutando su primer queque con huevos.

Sauritos 1 / Alergia alimentaria 0 😛

Advertisements

Tags: , , ,

Trackbacks / Pingbacks

  1. Galletas de Camote | Conviviendo con alergia alimentaria - August 30, 2016

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: