Sobre lo simple y cotidiano

Había sido un día agotador, ya no recuerdo por qué, pero cocinar (me carga cocinar, no se cocinar, me carga cocinar) había quedado último en la lista de tareas.

Finalmente nunca llegué a esa parte de la lista, por lo que solo me quedaba apelar a un artilugio:

HappyEgg

 

Mamá sin comida hecha: Niños, vamos a comprar huevos!

Niños: eh! eh! eh!

Gabi: huehuito! huehuito!

Mamá sin comida hecha compra huevos, problema resuelto.

Mamá que compró huevos: ¿niños, cómo quieren los huevos, revueltos o duros?

Niños: ¡Revueltos!

Mamá que compró huevos sonríe y el corazón se expande dentro de su cuerpo hasta salir en forma de carcajada. Esto, hace 3 mese atrás hubiera sido imposible.

 

 

Advertisements

Tags: , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: