Huevito duro pal’ paseo

Y le llegó la hora al huevo duro. Saqué la vuelta medio año, pues cuando uno llega a una zona de confort o estabilidad, cuesta moverse de ahí. Es como querer alargar la ducha calientita en un día de invierno, porque cuando la cortas, aparece el frío nuevamente.

El par de veces que intenté introducir huevo en la dieta de Pipe, el pobre hacía moco con caca. Y la vez que intenté introducir huevo en Gabi, se me enronchó entera, excepto piernas y cara.

La prueba la hice en forma paralela en Pipe y Gabi, y probé clara y yema junto, los huevos estaban duros (bien duros, pues siempre se me olvida que los dejo al fuego):

 

Día 1: 1/16 de huevo, no se observa reacción.

Día 2: ⅛ de huevo, no se observa reacción.

Día 3: ¼ de huevo, no se observa reacción.

Día 4: ½ de huevo, no se observa reacción.

Día 5: ½ de huevo, no se observa reacción.

Día 6: descanso.

Día 7: descanso.

Día 8: celebramos con sánguche (marraquetas BredenMaster) de huevo 🙂

 

 

Querido merengue de aquafaba de garbanzo, fue un gusto haberte conocido.

Advertisements

Tags: ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: